OT Gala 6: Mujer contra mujer | Televisión

A Operación Triunfo Los Reyes Magos le dieron tonos de sarcasmo. Este excelente solo explica que en un formato académico estés tratando con el director musical, entrenador vocalista, coreógrafo y profesor de interpretación, un grupo de antiguos alumnos que aprecian las valoraciones de un jurado que ha ampliado los conceptos de «expresión» y «refinamiento» interpretando BZRP Music Sessions Vol. 52, o sea, Quedarse de Bizarrap y Quevedo. El tema del invierno de 2022, un tema que en seis meses superó los 953 millones de visitas y se mantuvo durante cinco semanas como número uno del mundo, pero tan falto de habilidad vocal como el tubo de escape de una Vespino truncada.

Quevedo es un ejemplo de la falacia de lo que afirma la más famosa Academia de Televisión. Obsesionado por el sacrificio de los competidores de su “zona de confort” –en esta gala escuchamos tanto la espantosa muletilla que Ikea debería haber plantado un mecenazgo–, se preparó para que los competidores se convirtieran en un artista de múltiples registros que el mercado hacía. No se requiere. Los seguidores de Taylor Swift no quieren ver sus acrobacias al son del recuerdo de David Guetta, sólo que escriba melancólicos reproches a discursos anteriores. Luego le pide a Pablo López un disco de trap o en el que Rosalía se pasa al ska. La vida cambia excesivamente, es normal que al menos al darla a jugar en Spotify tenemos certezas.

Alex Márquez y Paul se unieron a la clase de artistas que quieren mantenerse al día con el mundo académico y aprovechar el privilegio de obtener la calidad de su candidato para encontrar temas. Los dos optaron por los bailes bajoneras porque el panorama musical español está saturado de cantantes melódicos a partir de ahora gente joven. Alex interpretó el Contigo de Sebastián Yatra y Pablo Alborán con convicción porque es alguien que transmite una fe inquebrantable en sí mismo, aunque se puede suponer que la única persona en su destino a corto plazo protagonizaría en porcentaje lo que habría sido expulsado. Fue escrito por Paul, quien publicó por Cuando termine la fiesta de Billie Eilish en la versión de Lewis Capaldi. No reviviría el fin del partido y así lo confirmó el 81,2% de los votos que recibió Alex para abandonar el programa. Paul supo afirmar lo que ya era obvio desde el horario de máxima audiencia: que es uno de los competidores más interesantes del formato. Ya no quedan votos de que la semana pasada ningún compañero lo salvara, algo que suele apoyar a los corazones justificados.

La adoradora placidez de las baladas fue sacudida por Ojo del tigreEl tema central de la tercera parte de Rocky, uno de esos ejemplos de realización de una necesidad virtuosa, se incorporó a la banda sonora de la película de Sylvester Stallone antes de la negativa de Queen para abandonarla. Otro muerde el polvo. La película Survivor se salvó para presentar el sorprendente cambio de imagen de Lucas quien, como si hubiera atravesado la niebla del lluvia de estrellaspasó de protagonista de la sociedad de la nieve en Blas Canto. Estaba claro que a Bea le incomodaba el tema porque al final la nominaron como Ruslana, y cada semana la hacía más querida por la finalista, y Juanjo estaba en su salsa con el te hechicé del excesivo Screamin’ Jay Hawkins. Aunque el cantante tiene por costumbre interpretarlo saliendo de un ataúd, ninguno de los dos parece ni remotamente muerto, pero lo mejor será esperar en el programa hasta el final.

Sin saber que recibirán una nominación, Cris y Naiara también eligieron la versión San Millán de la Cogolla el farsante. En ocasiones fue la primera vez que pudo apreciar la variedad de consonantes que trufana la canción de Ozuna. Los confundidos etilistas nos hicieron preguntarnos si Rosa de Vestuario confundió “farsante” con “faraón”. De haber veradera justicia llevarían ante el tribunal de La Haya. Afortunadamente, no se queda atrás en su brillantez y saquea toda la discusión posible sobre un tema que promete tan poca claridad como el flores por Miley Cyrus quien siguió adelante. Una canción que sólo ella puede hacer brillar, ya que sólo ella puede sobrevivir para hacerlo. perreo con Robin Thicke. Al igual que Álvaro y Violeta no son hijos de Miley Stewart por el día y Hannah Montana por la noche, nadie les dio flores, pero es una nominación.

La semana pasada Chiara recibió la reprimenda por decir «no hay transmisión», esta semana escuchó tocar el piano Mi de Belén Aguilera, pirateó todas las retransmisiones de España y hasta entonces ocupó la mirada de Chenoa. No parece un relato difícil a la vista de la intensidad que vive el mallorquín en general, pero se suponía que subyacía en la principal carencia del hispano-británico en la gala anterior. Como no hay paz para nosotros aclaróesta semana el jurado la acusa de devastar y en algún lugar y bajo una gorra de béisbol, Quevedo, el canario, no el príncipe de los carne de res del Siglo de Oro, si se trunca.

Faltaba el anterior plato de fuego de la noche: Martín haciendo un remedio de baile de tubo un ritmo de Alors en danza de Stromae y generando uno de esos momentos que prueban que las opiniones son como podcasts, el mundo entero tiene uno. Encandiló a las redes sociales y al jurado, mientras otros ven una versión fría e innecesariamente sexualizada de un niño a la resignación. El nihilismo elegante de Bélgica es todo lo que le pasó a un número que hasta ese momento parecía vulgar guepardos en el que llevó a Nomi Malone a su liga en Las Vegas. Entonces entendí que había que reducir a Martín, uno de los claros favoritos, buen cantante y bailarín, carismático y encantador, —y la mitad de una relación que embellece a quienes sólo siguen el programa de salseo—, y un cosplay de Rodrigo Cuevas actuando en una misión de uno solo que va de las manos.

Operación Triunfo Estuviese (más) guionizado, lo que siguió tuvo un homenaje a los cuatro Globos de Oro que había ganado hace unas horas Sucesión. De la misma manera que en la serie Roi todo quedó en el aire en plena su última temporada, aquí la gran gira de conducción quedó amarrada al Ecuador del programa. Con Álvaro, Bea, Chiara y Violeta nominados, los profesores decidieron salvar al siempre entusiasta Álvaro. Es difícil saber si existe una audiencia para la música que tienes, pero podrás relacionar cualquiera de estas listas de celebridades con las que querrás conocer. Álvaro es esa clase de persona en la que quieres que todo te vaya bien, pero a veces no tan bien como ganar dinero Antiguo Testamento.

Durante el periodo de popularidad las concursantes fueron elogiadas por Bea y Chiara mientras Nadie escribía el nombre de Violeta. Ha sucedido lo impensable: uno de los claros favoritos de la gala dejará la Academia la próxima semana. Conoce a dos amigos inseparables desde el inicio del programa y en sus días la historia será la primera favorita de los seguidores, así como el programa está tan atento a las creaciones del fandom que se le han dado. Besé una chicapero eso fue en 2023. Historias nuevas y adictivas transitarios esperan tras la temporada media porque para lo nuevo Antiguo Testamento la cosa nunca tiene la capacidad de cantar.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_